(El Economista). La UE obliga a los acreedores y accionistas a asumir pérdidas.

(El Economista). La UE obliga a los acreedores y accionistas a asumir pérdidas.

Ración de medicina para la banca europea. Seis bancos de la región comunitaria, entre los que no figura ninguna entidad española, han sufrido un recorte de sus ratings por parte de Standard & Poors debido a la cada vez más remota posibilidad de que los países dediquen dinero a rescatarles en el caso de que sufriesen una nueva crisis.

Según recoge hoy la agencia Bloomberg, los afectados por la revisión a la baja de la calificación de su deuda son Credit Suisse, HSBC, Barclays, Lloyds, Standard Chartered y Royal Bank of Scotland. Y el germano Deutsche Bank está sobre aviso: S&P ha asegurado en su nota que podría rebajar su rating también.

Tanto Reino Unido como Alemania y Austria han forzado cambios normativos en el sector de la banca antes que otros países de la zona euro con la intención de hacer partícipes de las posibles pérdidas a los tenedores de bonos, de forma que se minimice el impacto sobre el contribuyente.

De forma general, los estados miembros tienen hasta enero de 2016 para acatar las nuevas reglas que deberían ordenar el proceso de resolución de los bancos con problemas, que forman parte del proceso de unión bancaria. La directiva de la UE establece que accionistas y acreedores de los 128 bancos que están bajo el paraguas del supervisor europeo deberán asumir, como mínimo, pérdidas “equivalentes al 8% del total del pasivo del banco”.

La industria bancaria ha tratado de frenar los crecientes requerimientos frente a las nuevas normativas de Basilea, señalando que la rentabilidad puede verse presionada por las enormes cargas en dotaciones para saneamientos y la recapitalización exigida por reguladores y supervisores, que han elevado el ratio medio de capital del sistema europeo desde el 9,2% al 11,8% en el último año y medio.

Legal y Económico: despacho de abogados y economistas en Madrid © Todos Los Derechos Reservados 2016

logo-footer