(La Razón)

(La Razón)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer la puesta en marcha de un sistema conocido como «segunda oportunidad» que permitirá a las familias y autónomos afrontar sus deudas mediante quitas y aplazamientos. Así, quienes hayan asumido un endeudamiento excesivo podrán, en algunos casos, saldar sus deudas liquidando las garantías que hubiesen dado, además de sus bienes. Aunque todo ello no alcance el valor de la deuda, ésta quedará saldada. La diferencia respecto a la situación actual es que ahora, si las garantías y los bienes liquidados no cubren el importe de la deuda, la persona sigue estando endeudada hasta que cubra el total. «Esto condenaba a los hogares y empresarios a vivir con la losa de la deuda pasada incluso habiendo renunciado a sus bienes», dijo Rajoy.

«Aprobaremos con carácter inmediato un real decreto que les dará [a los ciudadanos] mayores facilidades para afrontar la dificultad. Las familias van a poder, a partir de ahora, lograr una reestructuración de sus deudas mediante un acuerdo extrajudicial de pagos: un procedimiento coordinado, transparente y reglado, que les permitirá negociar de forma unificada y supervisada con sus acreedores. Este procedimiento se hará especialmente sencillo para los particulares, de forma que, en plazos muy breves y con los menores costes administrativos, puedan acordar quitas, aplazamientos y otras formas de reducción de la deuda. Cuando estos acuerdos no sean posibles, se habilitará en la Ley Concursal que las personas naturales puedan liberar las deudas que queden impagadas tras ejecutar las garantías y sus bienes», explicó el presidente.

Legal y Económico: despacho de abogados y economistas en Madrid © Todos Los Derechos Reservados 2016

logo-footer