(El Economista)

(El Economista)

El presidente del Banco Central Europeo (BCE) ha revelado uno de los datos que faltaba por conocerse con respecto al programa de compras de activos que ha entrado en vigor este mes de marzo. En concreto, ha informado sobre cuándo, exactamente, comenzará a adquirir bonos soberanos de la zona euro: el próximo lunes día 9 de marzo.

Además, Draghi ha señalado que sólo comprarán bonos en el mercado secundario con vencimientos entre 2 y 30 años cuya rentabilidad sea al menos igual a la ofrecida por la facilidad de depósito de la institución, actualmente fijada en el -0,20%.

Entre los aspectos técnicos del plan bautizado como Programa de Compra del Sector Público (PSPP, por sus siglas en inglés), figura una lista inicial de instituciones o agencias supranacionales o internacionales de la Eurozona cuya deuda es apta para el programa.

Entre ellas, destaca que el Banco de España podrá comprar deuda emitida por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Asimismo, el Eurosistema podrá adquirir deuda emitida por el Banco de Desarrollo Europeo, la Comunidad Europea de Energía Atómica, el Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera, el Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEDE), el Banco Europeo de Inversiones, la Unión Europea y el Banco de Inversión Nórdico.

El BCE también comprará deuda de las agencias francesas Caisse damortissement de la dette sociale (CADES) y Unión Nationale Interprofessionnelle pour lEmploi dans LIndustrie et le Commerce (UNEDIC), del ICO y de los bancos alemanes Kreditanstalt fuer Wiederaufbau, Landeskreditbank Baden-Württemberg Foerderbank, Landwirtschaftliche Rentenbank y NRW.Bank.

El BCE aprobó en su reunión de política monetaria del 22 de enero el lanzamiento de un plan de compra de activos públicos y privados por un importe de 60.000 millones de euros mensuales, que entra en vigor en este mes de marzo y que se mantendrá al menos hasta el final de septiembre de 2016.

Aún no se ha puesto en marcha, pero desde que el BCE anunció esta medida “ya se han visto un número significativo de efectos positivos”, según ha manifestado Draghi. En este sentido, ha manifestado su confianza en que la transmisión de las políticas monetarias del BCE mejorará la perspectiva de crecimiento y reducirá la debilidad económica.

Grecia se queda al margen del programa
En cuanto a Grecia, el presidente del BCE ha confirmado que la institución ha ampliado en 500 millones de euros la liquidez de emergencia a la que pueden acceder los bancos griegos, aunque ha subrayado que los bonos soberanos del país heleno no pueden ser comprados por la institución en el marco del plan de flexibilización cuantitativa al no reunir las condiciones.

“El BCE ha elevado la ELA para Grecia en 500 millones de euros”, reconoció. El banquero italiano destacó que los bancos griegos son solventes y cuentan con una capitalización por encima de los niveles mínimos exigidos. “Es esencial mantener esta solvencia”, dijo Draghi, quien advirtió de que “cierta comunicación daña (la solvencia) y destruye colateral”.

En este sentido, Draghi señaló que en estos momentos “el BCE no puede comprar bonos soberanos de Grecia” al no cumplir las condiciones necesarias para tomar parte en el programa de flexibilización cuantitativa.

El presidente del BCE recordó que los bonos del país heleno no cuentan con la calificación suficiente. Además, en febrero el BCE retiró la exención que permitía usar la deuda griega como garantía en las operaciones de la institución, lo que abocaba a los bancos griegos a depender de la liquidez de emergencia.

“Decidimos conceder una exención cuando había una valoración razonable de completar con éxito el programa”, explicó el presidente del BCE, quien acusó al nuevo Ejecutivo griego de no haber dejado con sus afirmaciones otra opción al banco central que retirarla.

Asimismo, el banquero señaló que la entidad no puede comprar deuda de un país cuyo programa de rescate se encuentra en revisión y apuntó que actualmente el BCE mantiene en su balance bonos griegos adquiridos a través del programa SMP “que superan el límite del 33% por emisor”.

“El BCE es el primero que desea reiniciar la financiación a la economía griega si se cumplen las condiciones”, dijo Draghi. “El BCE permanece listo para reinstaurar esta exención”, añadió el banquero italiano, quien defendió que “no puede decirse que el BCE no está apoyando a Grecia”.

En este sentido, Draghi indicó que el BCE ha doblado sus préstamos a Grecia, hasta los 100.000 millones de euros, “lo que equivale al 68% del PIB de Grecia, más que en el caso de cualquier otro país”.

Previsiones al alza
Mario Draghi también ha informado de que la institución ha mejorado sus previsiones de crecimiento para la zona euro este año y el siguiente. De este modo, las nuevas proyecciones del BCE contemplan un crecimiento de la zona euro del 1,5% en 2015 y del 1,9% en 2016. En sus anteriores cálculos, publicados en diciembre, se establecía un avance de la economía del euro del 1% para este año y del 1,5% para el que viene.

En cuanto a la inflación de la región comunitaria, el principal caballo de batalla del BCE, se ha revisado a la baja la estimación para 2015 y se ha elevado en cambio para 2016. Ahora prevé que los precios no registren cambios en 2015, cuando en diciembre pronosticó un alza del 0,7%, mientras que para el ejercicio próximo augura un alza del 1,5%, dos décimas más.

Asimismo, el presidente del instituto emisor de la zona euro ha adelantado que la previsión de inflación para 2017 apunta a un alza de precios del 1,8%, mientras que el avance del PIB estimado se sitúa en el 2,1%.

Mantiene los tipos
En su reunión de hoy, el Consejo de Gobierno del BCE ha decidido mantener los tipos de interés del euro en el mínimo histórico 0,05%, nivel donde se sitúan desde la reunión del pasado mes de septiembre.

Además, de mantener los tipos de interés, el BCE tampoco ha variado el tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito, la tasa que ahora pagan los bancos europeos por aparcar su dinero en el BCE, que permanece en el -0,20%.

En cuanto al tipo de interés aplicable a la facilidad marginal de crédito, también sigue en el 0,30%.

Legal y Económico: despacho de abogados y economistas en Madrid © Todos Los Derechos Reservados 2016

logo-footer